30/06/2022

Los hospitales catalanes vuelven a temblar con el COVID. En las últimas 24 horas los ingresos en críticos han aumentado un 10%

El Govern de la Generalitat, no toma decisiones más drásticas a causa de la cercanía de las elecciones

UCI H BELLVITGE

UCI del Hospital de Bellvitge. Fuente: Servicio de Comunicación del Hospital de Bellvitge

Los datos epidemiológicos empeoran en Catalunya. El aumento de los contagios no para, 14.000 la última semana, y el número de enfermos ingresados se ha estabilizado este mes alrededor de los 1.700, una cifra que desemboca en una alta presión asistencial.

Y todo este baile de cifras negativo, cuando aun no ha llegado el impacto de las celebraciones de navidad.

A pesar de todas estas cifras que generan muy malas expectativas, el Govern de la Generalitat ha decidido no endurecer las restricciones de cara a Fin de año y confiar en la responsabilidad individual; por eso, el Colegio de Médicos ha hecho una llamada de alerta y pide medidas más drásticas para reducir la movilidad.

El colectivo médico mostró ayer su desconcierto ante la decisión del Govern de no tomar medidas más restrictivas frente al aumento de casos de la Covid-19 y en previsión de un empeoramiento por los puentes festivos que aún quedan en los próximos diez días.

En las últimas 24 horas el número de enfermos de la Covid-19 en las ucis creció un 9,63%: pasaron de los 338 a 374. Ese incremento refleja el crecimiento del problema con 15 días de retraso.

“No lo entiendo. El número de contagios y de hospitalizaciones no para de aumentar. Hay que reducir los contactos ya”, dijo en las redes sociales el presidente del Col·legi de Metges de Barcelona, Jaume Padrós. Á su juicio, “hay que reducir mucho más la movilidad y explicarlo bien, para que nadie se haga un lío. Muchos pensamos que un confinamiento intenso y corto sería lo que necesitamos ahora, antes de que se vuelva a clase.

Si no lo hacemos ahora, tendremos que hacerlo cuando llegue el colapso del sistema sanitario y será peor para todos. Y no será entonces una medida de 15 días”.

Las medidas que se tomaron el día 21 para hacer frente al fuerte repunte de casos quizá hayan conseguido ralentizar la subida, pero en absoluto frenarla.

Tenemos por delante, más de una semana de encuentros sociales, quizás con la prudencia individual no habrá suficiente.